Review Esponja Miracle Complexion de Real Techniques

¡Hola amig@s del Rincón!

Reconozco que siempre he sido reacia a utilizar las esponjas de maquillaje, el motivo es muy sencillo: la peste a látex. Nunca he sido capaz de soportar su olor intenso, además es difícil de eliminar, por lo que cuando me inicié en el maquillaje odiaba el paso de ponerme la base. 

Cuando descubrí el mundo maravilloso de las brochas por fin pude decir "adiós, muy buenas" a una de las cosas que más he detestado en mi vida. 

Por eso cuando comenzaron a salir al mercado estas nuevas esponjas, en principio no me llamaron la atención, hasta que empecé a leer. Recuerdo que la pionera fue la Beauty Blender y sólo leía maravillas sobre ella, y lo más importante...¡no contenía látex! Lo malo, el precio. No estaba dispuesta a gastarme tanto dinero en una esponja que tiene una vida útil relativamente corta. Así pues, seguí utilizando mi brocha gorda y tan feliz.

Al tiempo empezaron a salirle clones a cascoporro, pero había tantos que...¿por cuál decidirse?

La respuesta me llegó en un paquete las pasadas navidades. Mi pequeña saltamontes (Vir Holmes) me envió unos regalitos (ella siempre tan detallista) y entre ellos estaba la Miracle Complexión de Real Techniques. ¡Imaginad mi felicidad al verla!


No tardé mucho en probarla y desde el minuto uno, me conquistó. 
También tengo que aclarar que no he probado ninguna otra esponja, por lo que no puedo comparar. 

Lo que la diferencia de la competencia es su forma. La mayoría tiene forma de huevo, ésta tiene una zona plana que podéis ver en la foto que está más abajo. 

Tiene diversos usos según la zona que utilicéis: La zona plana para aplicar la base, la curva para aplicar colorete en crema o polvos en el rostro y la puntiaguda para llegar a zonas difíciles, como la ojera o las aletas de la nariz. Aunque son más bien unas instrucciones orientativas, porque el modo de usarla de cada usuario variará en función de sus necesidades. 

El modo óptimo de uso es en húmedo, en este caso ampliará su volumen y resultará mucho más fácil manejarse con ella. Personalmente la utilicé en seco para probar y no me gustó para nada. 

La he utilizado para aplicar la base, los polvos y el corrector. Para los polvos no me gusta, deja un acabado demasiado empolvado, sin embargo me encanta para la base y para ayudar a aplicar y difuminar el corrector líquido en la ojera.

Deja ese acabado que se busca con este tipo de esponjas, muy natural y pulido, efecto piel perfecta porque no marca tanto los poros y puedes regular con más precisión la cantidad de producto que pones. En este aspecto estoy super contenta, me encanta cómo queda la piel. 

El aspecto negativo de este tipo de esponjas es que tardan mucho en secar en invierno. Soy una persona muy ordenada, puede que incluso tenga un poco de obsesión con el orden, así que verla por medio me saca de quicio. 

Me gusta lavarla después de cada uso. Con lo delicada que es mi piel prefiero evitar en la medida de lo posible la acumulación de suciedad y bacterias. Por ello se pasa la mayor parte del tiempo secando  en invierno, así que la he usado solo los fines de semana para no tenerla a la vista todos los días. 

Con el buen tiempo ya no pasa, y yo puedo darle más uso sin cogerle manía. :)


Al principio me costaba horrores sacarle el maquillaje, es por eso que tiene un pequeño agujero en la parte plana, digamos que la "maltraté" bastante hasta que le cogí el truquillo (no hay que frotar las manchas, sino ir aprentándola bajo el chorro de agua con algún producto jabonoso). De momento a parte de eso, está en perfectas condiciones, no le ha salido moho ni ninguna otra guarrada. 

Su precio está sobre los 6 € dependiendo de dónde la compréis. Creo que por ese precio sí merece la pena probar y no da tanta pena cuando haya que tirarla a la basura y reponerla. Seguramente cuando tenga que cambiarla repita, porque ya sé que me va bien y es fácil encontrarla en tiendas como Primor o Beautik. 

¿Cada cuánto tiempo reponéis vuestras esponjas? 

¡Nos leemos! :D

8 comentarios:

  1. me encanta, yo ya no puedo estar sin ella. Besos

    ResponderEliminar
  2. Esta no la he probado.
    Mi Beauty Blender tiene ya más de 2 años, y la voy a jubilar en cuanto me llegue la nueva.
    Está limpia, no tiene bichillos, pero, antes de que los críe, mejor tirarla, que ya está más que amortizada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Una review completísima. Cada vez tengo más claro que debo probar una esponja de esta y la que hoy nos reseña me parece una opción excelente.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo la Beauty Blender y la Perfect Blender (de Vanity Tools) y de las dos, me quedo con la segunda, además cuesta 4 o 5 euros, así que no me extraña que te guste esta, que por cierto quiero probar también, la forma debe ser más cómoda...

    ResponderEliminar
  5. Mira por donde que quería probar esta! Así que... Iremos a por ella! Yo tengo las beauty blender, pero esta es más económica! Espero que funcione igual de bien porque yo estoy enamorada de los huevitos caros! Un besote!

    ResponderEliminar
  6. pues yo tampoco era nada fan de las esponjitas y hace poco me regalaron la beatuy blender y la verdad es que estoy muy contenta con ella, como dices tambien me desespera un poco tenerla por ahi rondando hasta que se seca, que tarda lo suyo, y yo aun no le he cogido de todo el tranquillo para quitarle bien las manchas, siempre quedan!! pero todo se andará jajaja
    un besote guapa

    ResponderEliminar
  7. Yo también tenía todo el antojo de probar una, pero me daba pereza el precio de la BB... hasta que un día en un pedido a primor metí la que enseñas! y me enamoró el acabado <3 seguro que repetiré, porque me gusta mucho cómo deja la base (la F&B de MUFE), el corrector (el borrador de maybelline normalmente) y el colorete en crema (Kevyn Aucoin) :D

    ResponderEliminar
  8. Yo la tengo y la uso a diario desde hace meses y es una pasada ^_^ Yo también era anti-esponjas hasta que probé esta :D ¡Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar!