Té Matcha Caramelo de Tea Shop

¡Hola amig@s del Rincón!

Lo reconozco, hasta hace poco, no me interesaba nada el mundo de los tés. Cuando me ofrecían algún tipo de té, lo rechazaba con cara de asco, y es que aún me estremezco cuando recuerdo mi infancia y me ponía enferma de la tripa y mi madre lo quería solucionar todo con infusión de manzanilla. Me obligaba a tomarla a pesar de que odiaba su sabor. Creo que de ahí venía mi tirria hacia el mundo de los tés e infusiones. 

Fue hace unos meses cuando fui a una tetería con mucho encanto de Sevilla, que decidí probar el té pakistaní con leche y...oh, vaya, eso estaba realmente bueno! 

Desde entonces me aficioné a probar distintos sabores y descubrí el maravilloso mundo de los tés y que no todo era manzanilla.  

Hace cuestión de un par de meses decidí cambiar un poco mi estilo de vida porque no me sentía bien con mi aspecto, y a mi plan de comida sana y ejercicio, sumé el té. Por eso me pareció una buena oportunidad la que me brindaba Tea Shop para probar sus nuevos tés Matcha con sabores. Recibí el de caramelo. Sólo con eso prometía ;)


El Té Matcha es té verde molido, y en este caso, aromatizado con olores como cereza, caramelo o mango. Al ser en polvo, son estupendos para añadir a batidos, galletas, bizcochos o zumos. Me pareció una buena opción para mi nuevo estilo de vida sana, ya que el té verde tiene muchos antioxidantes (buenísimos para la piel entre otras cosas) y ayuda a perder grasa. 

Al abrirlo ya me sorprendió el packaging. Viene cerrado por una tapa, pero al levantar esta, tiene otra tapa que cierra a presión, por lo que queda cerrado de forma hermética y se mantiene en buenas condiciones mucho más tiempo. 


Una vez abierto me sorprendió que fuera un polvo tan volátil, pues es super fino. Eso sí, huele que alimenta, así que estaba deseando probarlo. 

Ya veis cómo llevo la lata, así que lo he probado, pero mucho XD

El primer día lo probé directamente en té frío, con agua. Nunca había probado el té verde, así que no me gustó mucho, menos aún por el color que veía en el vaso (color espinaca). Mi chico sí está acostumbrado a su sabor y me dijo que le gustaba, que ese sabor es el típico del té verde. 

En lo que sí coincidimos ambos, es en que con una cuchara es imposible disolver bien estos polvos, por muy caliente que esté el agua, al menos yo no lo conseguí. Debe mezclarse mucho mejor con un batidor. 

Al no quedar contenta con el sabor del té con agua, decidí buscar recetas por internet para experimentar un poco. Encontré muchísimas, pero la que más me llamaba la atención era la de un bizcocho, así que aunque no pensaba comerlo, simplemente probarlo, decidí probar. 

El fallo es que por mucho empeño que ponga, tengo la negra con los bizcochos y por muy bonitos que estén dentro del horno, al sacarlos se me vienen abajo, así que ya veis lo poco vistoso que quedó. 
Lo que puedo prometeros, es que estaba buenísimo y que me costó mucho no comer más de la cuenta. La receta está aquí, por si os interesa.


Pero la cosa no quedó ahí, seguí experimentando y aproveché la maravillosa batidora de smothies que compró mi madre no hace mucho y me puse manos a la obra.

Un día fue un batido de fresas con leche y una cucharadita de Té Matcha, (no tengo foto, sorry) En el sabor no noté demasiado el sabor del té verde, pero ahí estaba con todos sus antioxidantes.

Otro día tocó un batido de yogur, leche y Té Matcha con mucho hielo picado. Super refrescante y rico.


Aún sigo con mis experimentos, tengo en la recámara varias recetas que quiero probar, pero de momento le estoy dando mucho uso en smothies, como más me gusta tomarlo es con frutas como la fresa o el plátano, pues no aporta mucho sabor, pero sí muchas propiedades beneficiosas para la salud. 

Así que ¡seguiremos informando! ;)

¿Habéis probado el té matcha? ¿Me recomendáis alguna receta?

¡Nos leemos! :D

11 comentarios:

  1. Pues tengo muchísima curiosidad a raíz de leer sobre él, como que me he venido volando de IG al verlo! Jajaja. A mi me encantan las infusiones (del pakistaní hasta inclusoq la manzanilla Jajaja), así que veo plausible que me mole.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Justo acabo de sacar mi entrada sobre el té Matcha de piña de Tea Shop.
    Ahí dejo truquitos para disolver el té del todo. Pista: colador ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leí justo después de haber publicado mi post XDD. Gracias!
      Un beso.

      Eliminar
  3. Que extraña textura!! No lo había visto así!! Me encanta todos los tipo de té, así que no descarto probar este!! Ya veo que estás dándole tela de uso al té!! ☺️

    ResponderEliminar
  4. Yo lo he probado con agua caliente,,,,y la verdad me gustó mucho,,,,,el que yo uso son en forma de hojas secas, pero no lo tomo muy a menudo,,,,desde ahora lo tomaré a diario,,,,saludos

    ResponderEliminar
  5. Me siento muy identificada contigo porque siempre he sentido puro asco por el té e infusiones pero ya voy entrando por el aro. Hace meses que empecé a tomar té rojo, luego incorporé algunas plantas, llegué al té verde... eso sí, todo con intención depurativa y diurética, qué menos! :-P No es que el sabor de nada de lo que he probado me entusiasme, ya que sigo pensando que es agua sucia, pero lo arreglo con limón :-)

    En cuanto a la textura de tu té me parece cuanto menos curiosa porque parece cacao en polvo pero verde, claro. Me ha encantado la manera de experimentar que tienes, ¡eso es interés!

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Me pasa exactamente lo mismo que a ti. Me encantaría que me gustaran las infusiones pero por mucho que me esfuerzo hay muy pocas que me tome por gusto. Me parece un formato súper interesante el de este té. Nos sé si el sabor me gustaría pero con la de recetas que has probado tu, seguro que con alguna me quedaba ^_^ Interesante post. Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  7. No he probado a hacer ninguna receta con té, pero la verdad es que me llama la atención, lo que si te puedo recomendar, ya que se soy bastante aficionada a la repostería, es que los bizcochos y magdalenas nunca los saques en el tiempo de horneado, déjalos reposar dentro del horno, con este apagado y la puerta un poco abierta, verás como ya no se te hunden más ;)

    Besitos de caramelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el consejo! Lo voy a hacer así la próxima vez. Muchas gracias! ;D
      Besitos.

      Eliminar
  8. Me gusta el te verde así sque me llama probarlo.
    Con la manzanilla de pequeña me pasaba igual, jajajajaja, ¿qué tenían nuestras madres? un tiempo (mucho) más tarde aprendí que si es suave asienta el estómago y si la cargas vomitas >_<

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar!