Al cajón del olvido

¡Hola amig@s del Rincón!

Este miércoles he decidido recopilar tres productos que no me han dado buen resultado y comentaros los motivos por los que han quedado relegados al cajón del olvido. 

Hoy tenemos dos exfoliantes, uno facial y otro corporal, y una mascarilla. 

Empezamos por el exfoliante facial.


1. Exfoliante de Arcilla blanca de Cattier. Me consta que hay gente muy satisfecha con los resultados que ha obtenido con este exfoliante, pero no es mi caso. 

¿Qué dice la marca? 
El Exfoliante Facial Arcilla Blanca de Cattier suave para todo tipo de pieles, elimina las impurezas dejando la piel suave y lisa. Enriquecido con aceites de jojoba (hidrata y suaviza) y menta (refrescante, antiséptica y estimulante), agua floral de lavanda y aloe vera (purifican y suavizan), y extracto de bambú (reafirma, tonifica y acondiciona la piel). La glicerina suaviza, flexibiliza y alisa la piel, proporcionando un tacto liso y uniforme.

Se presenta en un tubo de 100 ml y cuesta en torno a los 7 €. Yo no la compré, me la regalaron en Expobelleza  2014.

El producto es de color blanco y tiene una textura arcillosa que contiene unos granulitos finos, no rasca en exceso. Tiene un leve olor fresco, pero no molesta. 

Solía utilizarla una vez por semana, a veces incluso lo dejaba actuar un ratito en la piel a modo de mascarilla. 

¿Por qué no me gusta? Básicamente porque no noto que me haga nada. Lo único que noto es frescor tras su uso, pero es una sensación que se va pronto, así que ni por eso repetiría.  No me noto la piel más limpia (sólo cuando está recién retirada), ni más hidratada, ni más suave, ni más lisa. Lo estoy gastando para las piernas y ni por esas lo termino. 

2. Sugar Body Scrub Tutti Frutti de Farmona.

¿Qué dice la marca?
El exfoliante corporal de azúcar con un fresco aroma a melón y sandía, lava, regenera y nutre la piel. Gracias a su contenido de manteca de karité y vitamina E, hidrata profundamente y reafirma la piel tornándola deliciosamente suave y delicada. De mi cosecha: JA, JA y ¡JA!

Recuerdo que la primera vez que vi esta marca en Primor me llamó mucho la atención por el packaging colorido y por lo olores en teoría ricos de toda su variedad de productos. Yo siempre he sido de olores frutales, en verano más, y si la fruta en cuestión es melón o sandía, es mi perdición, por eso me cogí este en concreto. 

El envase es un tarro de plástico de 300 g con tapón a rosca. Su precio es de 3, 75 € en Primor.

El producto tiene un aspecto gelatinoso y viscoso, es de color verde translúcido y contiene unas partículas de tamaño generoso de color rojo.

Su olor...¿cómo lo describo? Yo esperaba llevarme un bofetón empalagoso al abrir el tarro, pero el bofetón fue más bien de un olor que no denominaría como agradable. Se percibe algo a melón, pero sólo si aspiras profundamente, es un olor super sintético, como plástico...no sé, no sé cómo describirlo para que me entendáis. Para mi no huele bien, me resulta muy desagradable. 

Cuando lo utilicé la primera vez me quedé muy decepcionada, no solo detestaba el olor, si no que a pesar de tener unos gránulos gruesos, no notaba que exfoliara bien, eso sí, arañar, araña que da gusto. 
La piel no se queda lisa y suave, y cuesta horrores sacarlo de la piel. 

Cuando leí la lista de ingredientes y vi en primer lugar Parafina líquida, me quedo claro por qué me resultaba tan engorroso a la hora de retirar de la piel. La sensación pringosa no se iba ni con agua caliente. El resto de ingredientes del listado tampoco es que me de confianza y no veo la manteca de Karité por ningún sitio. 

Para mi, de los peores productos (así en general) que he probado en mi vida. He estado intentado darle salida utilizándolo para los pies, pero no lo acabo ni a tiros. Casi seguro que acabe en la basura más pronto que tarde. 

3. Tea Tree Deep Cleansing Facial Mask de Beauty Formulas.


¿Qué dice la marca?
Mascarilla facial de árbol de té. Esta mascarilla limpia la piel en profundidad, quitando la suciedad de los poros y el exceso de sebo.

Formulada con extracto de árbol de té, esta mascarilla se recomienda especialmente para pieles mixtas grasas y con tendencia a tener granitos.

Funciona con sólo 3 minutos de aplicación.

El producto viene en tubo de 100 ml y lo compré en Primor a 1,50 € si mal no recuerdo. 

El producto es de color verde menta y tiene una textura similar a la arcilla. Es fácil de aplicar, pero no tanto de retirar, hay que insistir bastante con agua tibia. No es que se seque, porque en 3 minutos tampoco es que le de tiempo, es que al ser similar a una arcilla, no se retira tan fácilmente. Su olor es herbal, no me disgusta hasta el punto de no soportarlo, pero tampoco me gusta. 

Este producto es de esos que ves baratos y dices, voy a probarlo porque igual me sorprende, y si no sirve, la pérdida económica tampoco es dolorosa, pero ya de base lo compras sabiendo que siendo tan barato, te puede decepcionar. En este caso, he perdido 1, 50 €.

No noto que haga nada de lo que promete (ni dejándola actuar 15 min), sencillamente refresca la piel y poco más.

Hasta aquí llegaron hoy los productos que tengo relegados al cajón del olvido, o que voy intentando gastar, pero que nunca se terminan. 

¿A vosotras también os pasa? ¿Tenéis productos olvidados que os da pena tirar? ¿Habéis probado alguno de estos tres? Si es así, contadme si coincidís conmigo, o si por el contrario os encanta. 

¡Nos leemos! ;D

9 comentarios:

  1. En exfoliantes que no hacen nada acabo de terminar yo uno de Oriflame. No esperaba gran cosa de él, pero no ha llegado ni a "cosa", jajaja. Lo he sustituido por uno de Apivita y la cosa ha ganado puntos exponencialmente. Tomo nota de tus "noes" porque así razonados me parecen muy lógicos. Yo odio los olores demasiado sintéticos: vale que me gusta lo dulce, y que soy consciente de que la cosmética low cost (y alguna que no lo es) puede oler a veces algo artificial...pero de ahí a oler a "laboratorio de golosinas"...como que no.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. No he probado ninguno de los tres, pero me imagino que el exfoliante quizá sea para otro tipo de piel que necesite una exfoliación más sutil.
    Respecto al exfoliante de Farmona, tampoco lo he probado, peor no podemos esperar olores demasiado "naturales" en productos que son totalmente sintéticos, y baratitos, porque van hasta arriba de plásticos, generalmente.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Que pena lo del exfoliante corporal!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Vaya chascos de productos! Yo tengo un exfoliante de esos pero aun no lo he estrenado, espero que vaya mejor que el tuyo xD Besos!!

    ResponderEliminar
  5. pues no he probado ninguna de las tres cosas, pero la verdad es que a mi me da muchisima rabia cuando un producto no hace nada!! ainsss
    un beso

    ResponderEliminar
  6. A mí también me pasa, me da pena tirarlos y ahí se quedan. Intento "donarlos", pero la mayoría de las veces los termino tirando. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. No los conocía pero los productos que son con arcillas me resultan engorrosos de usar, no creo que los compre, besos! :)

    ResponderEliminar
  8. A mi la mascarilla si me gusta, no la que es como gomosa de la misma marca porque la textura es incómoda. De lo otro poco puedo decir.
    Y oye, que apañada, jaja, no se me pasaría por la cabeza tirar de mascarilla para las piernas para así terminarla.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  9. A mí el producto de Cattier sí me gusta pero para aplicar una mascarilla después. ¡Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar!